Lollapalooza Chile 2018, Primera Jornada: la euforia como protagonista  

MAGAZINE / por / 17-03-2018 REVIEW

Este 2018, Lollapalooza Chile apostó por su edición más ambiciosa: 3 días, más de 100 bandas en un fin de semana y miles de personas, las cuales repletaron la totalidad del Parque O’higgins en un viernes marcado por las altas temperaturas.

 

La masa de fanáticos comenzó a hacer el ingreso a partir del mediodía, horario en que los nacional Como Asesinar A Felipes se tomaban el Itaú Stage. La agrupación, que se pasea entre el hip hop y la vertiginosidad del jazz, compartió escenario con Billy Gould (Bajo en Faith No More), con quien desarrollaron una estrecha relación gracias a Koolarrow, la casa disquera de la cual es dueño y donde editaron parte de su trabajo discográfico. 

Posteriormente, Zoé tomó el relevo en el mismo escenario, mientras que los chilenos de Lanza Internacional armaban la fiesta en el Acer Stage. Los hermanos Mauricio y Francisco Durán, hombres tras las cuerdas del conjunto, junto a Ricardo Nájera combatieron el calor que a esa hora azotaba la explanada santiaguina. De la mano de un combo de hits bailables, el trío de los ex Bunkers mostró los pergaminos con los que han alcanzado realce durante el último tiempo, pese a ser un proyecto nuevo.

Los Jaivas deleitaron a la familia convocada en la elipse. “Alturas de Machu Picchu” fue tributado en vivo, a más de 37 años de su lanzamiento. Esta piedra angular de la música local fue coreada por cerca de los 5000 personas que se reunieron en torno a Mario Mutis, Juanita y Claudio Parra, quienes agradecieron con una reverencia el cariño de la fanaticada.

David Byrne fue el primer punto alto de este evento. Junto a su banda itinerante y una puesta en escena cercana a lo teatral, el ex Talking Heads repasó parte de su material nuevo y recordó algunos éxitos de su antigua agrupación. “This Must Be The Place” Y “Burning Down the House” fueron las canciones más coreadas por los presentes. En un precario español, Byrne se despidió del Parque O’higgins, el cual ya comenzaba a sentir un flujo más elevado de asistentes.

LCD Soundsystem y su ecléctico sonido electrónico pavimentó el final de la primera jornada. James Murphy y compañía, más una potente apuesta audiovisual y epiléptico juego de luces, deslumbró al público reunido en el Itaú Stage. Sin embargo, el grueso de los espectadores comenzó a emigrar ya pasada la mitad del show, calentando el ambiente para lo que sería Pearl Jam.

Frente a una multitud eufórica, Eddie Vedder, Mike McCready, Stone Gossard, Matt Cameron y Jeff Ament desplegaron un arsenal de clásicos. “Corduroy”, “Evenflow”, “Do The Evolution”, “Jeremy” y “Yellow Ledbetter” fueron solo algunos de los temas encargados de encender los ánimos, los cuales se mantuvieron al tope hasta pasada la medianoche, donde una decena de fuegos artificiales llenó el cielo para decir adiós a este primer día.

 

Texto por Nicolás Pereira. Fotos por Ignacio Orrego. 


comments powered by Disqus

Bruno Godoy, baterista de Sinergia, protagonizará un nuevo capítulo del programa High Fidelity

[Concurso] Gana el nuevo álbum de Steven Wilson “To The Bone” en la antesala de su arribo a Chile el 23 de mayo

Así serán los 2 conciertos de Dragon Ball Rock Sinfónico este sábado 21 de abril en Santiago

Lanza Internacional protagonizará un nuevo capítulo del programa High Fidelity

Radiohead en Chile 2018: esa extraña sustancia inglesa

Todos los derechos reservados Fotorock 2017 - © Copyright Fotorock 2017