Pearl Jam en Lollapalooza Chile 2018: una cepa única en su especie  

MAGAZINE / por / 19-03-2018 REVIEW


Pearl Jam viene creando un vínculo especial con Chile desde aquellos míticos conciertos del Estadio San Carlos de Apoquindo en 2005. No sólo por la estrecha relación que manifiestan hacia su fanaticada local, sino que también por el amor que profesan por nuestro vino. Y es que el popular brebaje criollo ha sido el fiel compañero de Eddie Vedder en cada una de sus presentaciones en suelo nacional, trabajando también como metáfora para el largo tránsito de los estadounidenses en este lado de la cordillera. 

 

Tras un emotivo y cálido show en el Movistar Arena, los oriundos de Seattle llegaban por segunda vez a Lollapalooza Chile, siendo el número más esperado por los asistentes en la primera jornada de festival. Sin la amenaza del calor y con la energía en su punto máximo tras la sólida puesta en escena de LCD Soundsystem, los últimos herederos del grunge se instalaron sobre el VTR Stage para iniciar su séptimo recital en el país.

El primer gran trago llegó con “Corduroy”, la que dio paso a “Elderly Woman Behind the Counter in a Small Town” y “Nothingman”, canciones que anticiparon una velada cargada exclusivamente a los éxitos. De ahí en más, Mike McCready se puso cómodo y deslumbró con largos solos de su guitarra en varios pasajes del encuentro.

“Why Go” y “Do The Evolution” seguían en la lista, la cual se vio interrumpida por la primera acotación de Vedder al público: “Hemos estado una semana en Santiago y hemos conocidos muchos chilenos con buena onda. Todos con ojos, con almas y caras felices. Este es el Lollapalooza con la mayor cantidad de personas en la historia. Es bueno para nosotros tocar para todos. Con tantas personas tenemos que tener cuidado. Respetarnos los unos a los otros”, señaló el vocalista, quien se preocupó constantemente de la seguridad en las primeras filas de la explanada.

Y como buen tinto, Pearl Jam mejora con los años (perdonando el cliché). Un setlist impecable, bien pensado para la masividad que reúne este tipo de certamen. “Evenflow”, “Given to Fly”, “Last Kiss” y “Jeremy” se fraguaban en un gran coro, mientras que “State of Love and Trust” y “Rearviewmirror” se presentaban como grandes regalos para los más fanáticos.

“Can’t Deny Me”, primera canción del conjunto en cinco años, marcó uno de los puntos altos de la noche. Vedder presentó a dos camarógrafos chilenos y aseguró que grabarían a la multitud para mostrar cómo se ve “un grupo grande de personas con energía”. El resto se resume en un incasable salto de más de 80 mil personas.

Sacar el corcho. Tomar un trago. Dejar la botella en el suelo. Volver a levantarla para empinar otro sorbo. Bajar del escenario para compartir la vid con los sedientos que se abarrotaron en la reja. Pedir otra botella de vino. “Podemos hacer de este nuestro hogar”, comentó borracho de emoción Eddie, antes del bis.

“Comfortably Numb” -infaltable cover de Pink Floyd-, “Alive” y “Yellow Ledbetter” pusieron fin al primer viernes en la historia de Lollpalooza. Jeff Ament (bajo) y Matt Cameron (batería) se acoplaron con Stone Gossard (guitarra) en el fondo del plató, mientras Vedder transitaba de un lado hacia el otro, despidiéndose de todos con una gran sonrisa impresa en su rostro. McCready por su parte, sentado al filo de la tarima, quemaba los últimos arpegios con la tranquilidad de haber cumplido una vez más.

Una cepa única en su especie, con impronta de exportación pero con tradición de calle y sabor a cuneta. “Esta noche después de la última canción voy a tomar muchas piscolas y voy a ser un piscolero”, sentenció Vedder, quien ya se sumerge en palabras mayores. Sin lugar a dudas, este último buche dejará a más de uno con una resaca de nostalgia, la cual se calmará cuando podamos decir nuevamente ¡Salud!.

Setlist:

Corduroy
Elderly Woman Behind the Counter in a Small Town
Nothingman
Why Go
Do the Evolution
Even Flow
Given to Fly
Mind Your Manners
Unthought Known
Daughter (con “Another Brick In the Wall”)
Got Some
Can’t Deny Me
Lukin
Porch

Last Kiss (Wayne Cochran)
Sirens
Jeremy
State of Love and Trust
Better Man

Comfortably Numb (Pink Floyd)
Rearviewmirror
Alive
Rockin’ in the Free World (Neil Young)
Yellow Ledbetter

Texto por Nicolás Pereira. Fotos por Erick Bustamante.

comments powered by Disqus

El relevante músico chileno Andrés Godoy protagonizará el episodio 12 del programa High Fidelity Music

Carnicería total: “Metal Attack II” cierra sus bandas con Cannibal Corpse, Napalm Death, Destruccion y los locales Recrucide

Se alista versión local: Cosquin Rock Chile presenta cartel por día y levanta iniciativa para buscar dos nuevas bandas

“Factoría Sonidos de Chile”: Nueva apuesta audiovisual que busca fomentar la fabricación de instrumentos y accesorios musicales de producción nacional

Programa “High Fidelity” anuncia a sus nuevos protagonistas para junio

Todos los derechos reservados Fotorock 2017 - © Copyright Fotorock 2017